Hay que aprovechar los imprevistos... Dos horas muertas hasta coger el bus de vuelta a Valencia, que dan para tomarse un café en una de mis cafeterías preferidas del puerto de Alicante... :)

Hay que aprovechar los imprevistos… Dos horas muertas hasta coger el bus de vuelta a Valencia, que dan para tomarse un café en una de mis cafeterías preferidas del puerto de Alicante… 🙂

Advertisements